Un Camino Hacia Adelante

Queridos Amigos,

quoteespRev.jpg

Hace dos semanas, el Concilio de Obispos recibió el informe final de la Comisión sobre el Camino Hacia Adelante. Después de considerable discusión y oración, el Concilio votó abrumadoramente para compartir el trabajo elaborado por la Comisión en tres planes diferentes y para recomendar el Plan de Una Iglesia.

El Plan de Una Iglesia se presentará ante la Conferencia General para acción legislativa.

Estoy entusiasmado con el trabajo elaborado por la Comisión y el Concilio. Vuestros obispos, siguiendo el cargo de la Conferencia General de 2016, están enviando una propuesta del camino hacia adelante, el Plan de Una Iglesia, para su consideración en la sesión especial de la Conferencia General el año próximo. Si bien que ningún plan es perfecto, creo que esta es la mejor respuesta a la pregunta de cómo podemos avanzar juntos.

Para honrar el trabajo de la comisión, y en servicio a los delegados a la Sesión Especial de 2019 de la Conferencia General, el Concilio de Obispos también proporcionará materiales complementarios que incluyan una narración histórica con implicaciones disciplinarias relacionadas con el plan de conferencia conexional y el plan tradicionalista. La recomendación adoptada por el Concilio de Obispos refleja la amplia diversidad de perspectivas teológicas y la naturaleza mundial de la Iglesia Metodista Unida como el mejor camino para nuestro futuro como denominación.

¿Porqué el Plan de Una Iglesia?

El Plan de Una Iglesia provee una unidad generosa para darle a las conferencias, a las iglesias y a los(as)pastores(as) flexibilidad para alcanzar su contexto misional particular sin desarmar la naturaleza conexional de la Iglesia.

 FUE UN HONOR SER PARTE DE LA COMISION DE UN CAMINO HACIA ADELANTE. aquí ESTÁ UNA DE MUCHAS FOTOS DE NUESTRO TIEMPO JUNTOS.

FUE UN HONOR SER PARTE DE LA COMISION DE UN CAMINO HACIA ADELANTE. aquí ESTÁ UNA DE MUCHAS FOTOS DE NUESTRO TIEMPO JUNTOS.

Ninguna conferencia anual, ningún obispo, ninguna congregación o ningún pastor se verán obligados a actuar en contra de sus convicciones. El plan otorga lugar para que los tradicionalistas continúen ofreciendo el ministerio como lo han hecho en el pasado, con garantías disciplinarias explícitas de que ningún pastor o iglesia se verán obligados a llevar a cargo ministerios que representen un conflicto de conciencia. El plan da lugar para que los progresistas ejerzan libremente un ministerio más completo con las personas LGBT al permitir que pastores e iglesias ofrezcan bodas del mismo sexo. El plan brinda espacio para conferencias en el África, Europa y las Filipinas para ejercer el ministerio de acuerdo con sus contextos nacionales y regionales. El Plan de Una Iglesia proporciona lugar para que todos los Metodistas Unidos continúen sin interrumpir sus ministerios. No hay un mandato que requiera que una iglesia local, conferencia o un pastor participe en una votación que divide, segmenta o separa. La votación se debe mantener al mínimo, y solo cuando es útil. La Iglesia Metodista Unida permanece en conexión, defendiendo la unidad de la misión sin uniformidad en su práctica.

Pero el Plan no se trata solamente de darle su lugar a todo mundo, para facilitar que simplemente nos llevemos bien; se trata de multiplicar nuestro testimonio Metodista Unido.

 TRABAJANDO Y ORANDO UNIDOS DURANTE NUESTRA REUNIÓN DE LA COMISIÓN EN ENERO

TRABAJANDO Y ORANDO UNIDOS DURANTE NUESTRA REUNIÓN DE LA COMISIÓN EN ENERO

El Plan ayuda a la iglesia a alcanzar a personas que de lo contrario no se podrían lograr con las buenas nuevas de Jesucristo. En nuestra propia conferencia, vemos un increíble trabajo misionero en nuestras comunidades. Y, sin embargo, sabemos que una congregación alcanza a personas que otra iglesia no podría, mientras que otra congregación pueda alcanzar a las personas que a la primera no le será posible. El Plan de Una Iglesia cumple con el mandato otorgado a la Comisión de encontrar un camino que maximice el testimonio Metodista Unido, que otorgue tanta diferenciación contextual como sea posible y que mantenga la mayor unidad posible.

 El Plan mantiene el liderazgo y las estructuras de conexión de la Iglesia Metodista Unida, inclusive las conferencias anuales, el Concilio de Obispos, la Conferencia General y el Concilio Judicial. Las instituciones Metodistas Unidas, las fundaciones, las universidades, los hospitales y las agencias generales continuarán ofreciendo sus ministerios sin interrupciones significativas ni costosos asesores legales relacionados con sus cartas o artículos de incorporación. Wespath (La Junta de Pensiones) continuará ofreciendo sus servicios sin interrupción.

¿Y ahora, qué pasa? 

gcdome.jpg

Desde este punto, el Plan de Una Iglesia es solamente una recomendación del Concilio de Obispos. La decisión sobre lo que la Conferencia General otorgará resta en los delegados laicos y del clero cuando se reúnan en la Sesión Especial del 23 al 26 de febrero de 2019 en San Luis.

En la reunión este año de la Conferencia Anual Río Texas, compartiré un poco más en detalle sobre la recomendación del Concilio, los otros planes que se consideraron y la Sesión Especial de la Conferencia General. Durante el otoño de 2018, anticipo conversaciones más extensas sobre lo que tal propuesta podría significar para nuestras iglesias, nuestros pastores, nuestra conferencia y nuestro ministerio unidos en Cristo.

Mientras tanto, los invito a continuar orando por la iglesia, el clero, los laicos de la Iglesia Metodista Unida y por la misión con que Cristo nos ha confiado. Estoy seguro de que encontraremos una manera de seguir hacia adelante juntos para poder continuar ofreciendo la presencia sanadora de Jesucristo en todo el mundo.

Vuestro servidor en Cristo,

Robert Schnase